Infórmate sobre las grúas ortopédicas que tenemos disponibles en Ayudartis

Seguramente todos hayamos tenido algún familiar o conocido que por ciertas causas de la vida, como bien podría ser una discapacidad, la edad o un desafortunado accidente, se han visto con su movilidad severamente reducida. Esto requiere de ciertos cuidados especiales a la hora de poder realizar los cuidados básicos, ya sea de higiene personal, comidas o incluso moverlos de una zona a otra.

Uno de los remedios para facilitar estos cuidados y seguramente del que no hayamos oído hablar mucho serían las grúas para gente con movilidad reducida. Estas grúas ortopédicas pueden llegar a ser realmente útiles, pero antes de decantarte por una déjanos darte ciertos consejos y cosas que deberás tener en cuenta antes de comprarla.

gruas para personas con movilidad reducida

Aspectos a tener en cuenta antes de adquirir una grúa ortopédica


Condiciones Físicas

Lo primero y más importante es saber cuáles son las condiciones físicas de la persona que hará uso de la grúa ortopédica, ya que, esta debe adaptarse adecuadamente al peso de la persona y a su grado de movilidad. En el caso de que compremos una grúa que no sea compatible con el peso ni la movilidad ésta, podría volverse inestable llegando a dañar tanto a la persona que hace uso de ella como a su cuidador.

Obviamente no será igual una grúa ortopédica para una persona que padece de sobrepeso que para alguien con un peso más estándar, el cual podrá facilitar su propio traslado.

Para estas personas con sobrepeso siempre recomendamos la compra de una grúa muy robusta, que tenga como soporte mínimo los 159 kilogramos de peso. Unos ejemplos de estas serían la  MediacalPro G150 o la Winncare Elev Up E150. De todas formas, en todas y cada una de las grúas encontraras unas especificaciones en las que se indicara el peso mínimo de carga.

Necesidades

Existe una gran variedad de diferentes tipos de grúas para personas discapacitadas, es importante saber la utilidad que tienes pensado darle a esta antes de decidir cual vas a adquirir.

Por ejemplo, si lo que buscas es una grúa que te permita cambiar pañales a la persona con dependencia o facilitarle el aseo y el desplazamiento al baño la mejor opción sería una grúa eléctrica de bipedestación, sobre la cual explicaremos a fondo más adelante.

Por el contrario, si lo que buscas es una grúa que te permita desplazamientos constantes por diferentes lugares de la casa lo mejor es que optes por una grúa para discapacitados de traslado ya que estas facilitan los desplazamientos y elevaciones de personas con dependencias de movilidad.

Espacio disponible

Antes de comprar la grúa ortopédica te recomendamos que hagas un estudio de la vivienda de la persona discapacitada que hará uso de esta, mirando las partes por las que se desplazará con sus respectivas medidas. Dependiendo de este espacio deberías comprar una grúa con las dimensiones adecuadas.

Por ejemplo, en el caso de que la vivienda cuente con puertas anchas se podría optar por una grúa de tipo domiciliaria, versátil o plegable. También, si las habitaciones cuentan con poco espacio tendrás que elegir una grúa de techo, la cual es menos practica pero efectiva.

También es importante saber que cuanto mayor sea el brazo de la grúa, más cómodo será para la persona encargada del cuidado del discapacitado. Por lo tanto, deberás encontrar el equilibrio perfecto entre las características de la vivienda y el tamaño de la grúa que vas a adquirir.

gruas ortopedicas

Tipos de grúas para gente con movilidad reducida

Dado el gran número de diferentes tipos de grúas para personas con movilidad reducida que se encuentran en el mercado, os dejamos a continuación con algunas de sus ventajas y desventajas, además de algunos ejemplos de las más comunes.

GRÚAS DE TRASLADO Y ELEVACIÓN

Estas grúas de movilidad son las más recomendadas para personas con discapacidades bastantes graves, que han visto su movilidad altamente reducida o directamente no pueden hacer ningún movimiento con el tronco. Se usan para el traslado de la persona por el domicilio, y cuentan con dos patas articuladas con ruedas y un brazo donde se colgaría el arnés de sujeción.

Estas son de las opciones más versátiles que puedes encontrar, ya que son las más fáciles de maniobrar y evitan muchas lesiones que se podrían llegar a causar, tanto la persona con la discapacidad como el cuidador de esta, debido al sobreesfuerzo que tendría que hacer con otro tipo de grúa.

La principal ventaja de este tipo de grúa, es la posibilidad de levantar a la persona con movilidad reducida sin falta de que esté sentado anteriormente, pudiendo ponerle y quitarle el arnés mientras está tumbado en la cama. Estas grúas también facilitan mucho el traslado de la persona a sofás y camas.

Hay que tener muy en cuenta el peso del paciente a la hora de elegir este tipo de grúas, ya que si excede el peso recomendado podría dar lugar a serias lesiones ya que esta no funcionaría correctamente. Para pesos extremadamente elevados, recomendamos el uso de grúas bariátricas. También hay que tener en cuenta los espacios del domicilio, ya que si este cuenta con pocas dimensiones deberemos optar por una grúa plegable.

Por ultimo respecto a este tipo de grúas, debes saber si necesitas una percha que baje hasta el suelo. Este punto es de vital importancia, ya que en el caso de que la persona discapacitada se caiga y no tengamos la fuerza para levantarla, necesitaremos ponerle el arnés directamente en el suelo.

GRÚAS DOMICILIARIAS DE BIPEDESTACIÓN O CAMBIAPAÑALES

Este tipo de grúas para movilidad reducida están diseñadas para personas que aún conservan cierta movilidad tanto en el pecho como en las piernas, y pueden mantenerse de pie aunque sea con ayuda.

Con el uso de esta grúa, el paciente podrá mantenerse de pie, con las piernas y la cadera completamente liberadas, permitiendo así su aseo o cambio de pañales sin falta de hacer un sobreesfuerzo.

Estás grúas tienen una estructura muy diferente a las de traslado, teniendo un mástil, una plataforma de apoyo para la zona de los pies, dos soportes acolchados en la zona de las rodillas, y un arnés para cubrir la zona de las lumbares, pudiendo llegar hasta las axilas.

Para el uso de este tipo de grúa la persona discapacitada tendrá que estar sentada previamente, por lo que recomendamos que posea también un scooter o silla de ruedas. Estas no son recomendables para el traslado de la persona en la cama, ya que habría que incorporarlas antes. Para este uso recomendamos las anteriormente explicadas grúas de traslado.

GRÚAS ELÉCTRICAS 2 EN 1 Ó MIXTAS

Estas grúas son la opción correcta cuando no sabes decidirte por ninguna de las anteriores. Este tipo de grúa te permite tener tanto una grúa de traslado y de bipedestación o cambiapañales en una sola estructura.

Estas ofrecen la posibilidad de cambiar de opción según la necesitad que se tenga en el momento de usarse. Estos cambios están hechos para que se hagan de una forma muy sencilla y rápida, y que el cuidador de la persona discapacitada no tenga ningún tipo de problema.